Sinceridad y codicia

Estimado amigo, Sinceridad: nadie hubiera soñado un principio de año [...]