Estimado amigo,

Son tantos y tan increíbles los acontecimientos que estamos viviendo que nos superan. Son muchas las cosas que podría comentarte pero me voy a ceñir en demostrarte que también hay buenas noticias!

En estos momentos que estamos empezando una crisis macroeconómica de dimensiones desconocidas, casi todos estamos metidos en nuestro día a día y nos cuesta mucho ver otros hechos relevantes que están ocurriendo.

Creo que ni el pánico que se ha adueñado de los mercados es normal, ni tampoco la exuberancia irracional que existía hace tan solo un año. Señores, todo tiene un valor y las cosas van a volver a la normalidad. Es muy difícil decir cuándo pero creo que no será dentro de tanto tiempo. Están ocurriendo hechos que van a tener una repercusión muy positiva en el devenir de la economía.

Me gustaría resaltar algunos acontecimientos:

–     Ayudas masivas e intervención estatal en todo el mundo y en especial en USA

–     Coordinación global de la crisis y medidas de todo tipo jamás vistas

–     Los Estados mantienen intactas las Leyes jurídicas y civiles. Sólo cambian las leyes del mercado que no están escritas

–    Obama Presidente. Se levanta pronto, lleva los niños al colegio y va al gimnasio

–    Retirada tropas de Irak, cierre de Guantánamo y control de las tensiones geopolíticas

–    Bajada global de los tipos de interés y también ha bajado el Euribor

–    Subida del dólar, bajada de los precios de las materias primas (petróleo, oro,…)

–    Muchos más… y todo lo que vendrá!

Ya sabéis que no he parado de decir que había que estar invertido en bonos de Estado y especifico:vencimientos muy cortos (4-6 meses). Estar en cash y “no hacer nada”, es lo único que se puede hacer…aunque nos cueste mucho.

Vamos a un mercado donde ser bonista y ganar un 6% será lo normal. No debemos pensar en rentabilidades en acciones del 20% como algo habitual.

Todo lo anterior, indica que podemos empezar a invertir un porcentaje de nuestra cartera en renta fija corporativa donde hay buenas oportunidades. Además, el spread de crédito entre bonos de estado y corporativos está a niveles muy atractivos.

Si quieres comentar posibles ideas al respecto, no dudes en contactarme.
Un fuerte abrazo,

David Levy